EXPEDICIONES ACHIBUENO!

Un Tour por la Naturaleza.

Desde niño recorrí cada rincón de este hermoso lugar. Su calma, su hermosura, su aire… hacen de este lugar, un lugar para el descanso y el disfrute de LA NATURALEZA. Omar Fariña, Guía Turístico.

CONTACTAR

DESCUBRE LA BELLEZA ILIMITADA

Senderos, caminos, ríos, cascadas, vegetación, entre otros, son las bondades que podrás disfrutar, junto a Guías Profesionales y amantes del cuidado de la Naturaleza.

El Achibueno nace de la laguna homónima, situada al pie oriental del Nevado de Longaví. El curso superior del río se desarrolla al occidente del cordón Melado, cercado por elevadas montañas andinas. En esta primera parte de su curso, el río recibe, especialmente por su ribera derecha, varios torrentes que descienden de los macizos andinos que lo flanquean (uno de los más notables es el Nevado de Longaví).

Desde la laguna del Achibueno el río cae en una cascada al sector conocido como el «Bajo de las Lástimas» (por estar a los pies de un escarpado sendero en roca donde el tránsito de ganado hacia las veranadas es muy arriesgado), hasta cerca del poblado de Pejerrey, el lugar conserva bosques que son una transición hacía los que se encuentran más al sur del país, con especies como el Roble (Nothofagus glauca), Arrayán (Luma apiculata), Coigue (Nothofagus dombeyi), entre otras. La ausencia de caminos vehiculares más arriba de la confluencia con el estero «Las Animas», hace que este valle sea un paisaje único, donde un sendero bordea el río de agua cristalina entre bosques y montañas. Más hacia el occidente, el río recibe los aportes del Río Ancoa, en un punto cercano a la Ruta Panamericana (Ruta CH-5 Sur), ubicado a pocos kilómetros al suroeste de la ciudad de Linares. Cerca de esa zona se encuentra su imponente puente ferroviario, El Achibueno es el afluente más importante de la ribera derecha del Loncomilla.

ESCRÍBAME !

¿QUE ESTAS ESPERANDO?